Nació una beba sana de una madre con coronavirus

Pudo amamantarla y no la contagió. Fue en España, uno de los países más afectados por la enfermedad.

Fue una cesárea bajo tensión. Evelyn Yamileth tenía coronavirus, lo sabía, porque le habían hecho el test, por eso avisó a los médicos, para que tuvieran cuidado. Sus síntomas eran leves, pero la situación era de riesgo.

En el Hospital Sant Pau de Barcelona había un seguimiento especial del caso, que podía marcar un antecedente para futuros nacimientos durante la pandemia. Llegó Daniela, la beba, y las medidas de profilaxis se extremaron.

velyn temía por las noticias de nacimientos en otros países donde las madres transmitían el virus. Pero, para sorpresa de los médicos, los estudios dieron otro resultado: la nena nació sana, sin síntomas y fuera de peligro.

La mamá quedó internada y, a pesar de ser portadora del virus, pudo sostener a la beba en brazos. Por prevención, Evelyn se colocó un barbijo y tuvo que desinfectarse las manos y los pechos para poder amamantar a su hija por primera vez.

Ambas quedaron aisladas en una habitación especial por 48 horas. Y ahora realizan juntos la cuarentena obligatoria en su casa.

Allí, reciben un seguimiento a distancia y cumplen el protocolo de seguridad. Son medidas de higiene y profilaxis que deben ser estrictas cuando la madre quiera volver a amamantar a la beba o acercarla a su piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *