Se incrementan las solicitudes de refugio de venezolanos en Bolivia

Es la conclusión del informe de la OEA sobre la situación de los migrantes venezolanos, que ahora ven a Bolivia como lugar para establecerse en contraste con los años anteriores, cuando era considerado como un país de tránsito a Chile o Argentina.

Las solicitudes de refugio de los migrantes venezolanos ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) en el país se incrementaron considerablemente en los primeros meses de 2020 en comparación con años anteriores. 

En 2019 hubo 405 solicitudes y en 2020, solo en los primeros dos meses del año alcanzan a 182, según el informe sobre la Situación de los Migrantes y Refugiados Venezolanos en Bolivia, elaborado por la Organización de Estados Americanos (OEA).   

En el 2018, 334 venezolanos realizaron solicitudes y en 2019 un total de 405. Entre enero y febrero de 2020, 182 venezolanos han hecho solicitudes de refugio. La CONARE se encuentra procesando solicitudes actuales y acumuladas que no se procesaron durante años”, indica el documento.

Hasta el 2019, Bolivia era visto por los viajeros venezolanos solo como un país de tránsito, pero eso cambió y ahora buscan establecerse en las ciudades del territorio nacional, principalmente en el eje troncal. “Hasta el año pasado, la migración venezolana en Bolivia era de tránsito. Con la profundización de la crisis en la región y las dificultades que han encontrado los desplazados venezolanos con las restricciones migratorias implementadas por varios países, muchos de ellos han decidido establecerse en Bolivia, lo que ha provocado un aumento significativo de la migración venezolana en este país, reflejado en el incremento de las solicitudes de refugio”, concluye el informe. 

El estudio también denuncia que durante la gestión del expresidente Evo Morales (MAS) las solicitudes de refugio fueron paralizadas y no se procesaban. Por esto, actualmente apenas hay 57 venezolanos en Bolivia con estatus de refugiado (27 mujeres y 30 hombres), de acuerdo con la Conare.

“Según datos de la Conare, durante la gestión del presidente Evo Morales no se procesaban solicitudes de refugio de ciudadanos venezolanos, lo cual generó una acumulación. La institución registra el caso de un venezolano al que le negaron la solicitud a pesar de haber sido encarcelado en su país y sufrir torturas bajo el régimen de Nicolás Maduro”, indica.

La tendencia es que las solicitudes sigan aumentando, de venezolanos que llegan al país principalmente de Perú, Ecuador o Colombia. Durante el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, se reactivó el procesamiento de las solicitudes con apoyo de organismos internacionales como Acnur.