Marcelo Navajas: se ha cometido una injusticia conmigo, reitero mi total inocencia

“ME SIENTO TRISTE Y DECEPCIONADO”

El exministro de Salud Marcelo Navajas proclamó este domingo su total inocencia en el caso de la compra de los 170 respiradores españoles  y denunció ante el país que se ha consumado un abuso al enviarlo a la cárcel por tres meses.

A través de un audio difundido por las redes sociales, el exministro que se encuentra aún en celdas judiciales mientras se cumplen algunos protocolos para el traslado al penal de San Pedro de La Paz, agradeció a sus colegas médicos y otros colaboradores que estuvieron junto a él en diferentes etapas de su trayectoria profesional.

Hizo extensivo su agradecimiento a  muchos pacientes que le expresaron su solidaridad en este momento que considera muy difícil para su familia y en particular para su padre, un hombre de más de 90 años, a quien aún no sabe cómo explicarle que por asumir un compromiso con el país, ahora estás tras las rejas.

“Estoy dolido pero no vencido, voy a seguir peleando para demostrar que se ha cometido una injusticia conmigo. Quiero reiterar mi total inocencia en este caso y denunciar ante el país y el mundo que en mi país se ha consumado un abuso, que la justicia presume la culpa antes que la inocencia, me siento triste y decepcionado, pero la certeza de mi inocencia me da fuerzas para seguir adelante”, manifestó.

Agradeció también a todas sus amistades que le hicieron llegar mensajes de apoyo y les dijo que la solidaridad es su libertad. “Ya nos veremos pronto en otras circunstancias”, dijo en la parte final.

El juez 11avo de Instrucción en lo Penal, Hugo Huacani, dispuso la madrugada de este domingo la detención preventiva, mientras se desarrollan las investigaciones  de los cargos de corrupción en la compra de respiradores españoles para la atención de los enfermos de coronavirus.

Marcelo Navajas fue posesionado el 8 de abril pasado por la presidenta Jeanine Añez quien destacó la trayectoria en su calidad de médico neumólogo que el gobierno necesitaba para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Duró en el cargo 45 días y el escándalo ocasionó su destitución del gabinete que lo abandonó por completo y la  única autoridad que se refirió en público fue el ministro de Desarrollo Productivo Oscar Ortiz, quien se refirió al caso como ejemplo de comportamiento del gobierno frente a los casos de corrupción.