El coronavirus avanza con récord de muertes diarias en América Latina mientras Europa se relaja

Brasil, el país más castigado en la región y con 210 millones de habitantes, registró un récord de 1.349 muertes en 24 horas. Al igual que en el resto del mundo, la crisis ha golpeado a la primera economía latinoamericana: la producción industrial brasileña se desplomó un 18,8% en abril.

El coronavirus azota a América Latina, donde Brasil y México registraron este miércoles récords de muertes diarias, mientras Europa sigue avanzando en la flexibilización de restricciones, con la reapertura de fronteras en Italia a viajeros del continente. 

La situación preocupa en América Latina, donde se registran cerca de 1,2 millones de contagios y unos 57.500 fallecidos.

Brasil, el país más castigado en la región y con 210 millones de habitantes, registró un récord de 1.349 muertes en 24 horas.

Así, el total de muertes por covid-19 se elevó a 32.548 en el gigante sudamericano, y se teme que en los próximos días supere a Italia como el tercer país con más fallecimientos. 

Además, con 584.016 casos confirmados, Brasil tiene la segunda mayor cifra de infecciones del mundo por detrás de Estados Unidos, aunque ante la falta de pruebas muchos creen que son más.

El exsecretario ejecutivo del Ministerio de Salud Joao Gabbardo describió la complejidad de la situación: “Tenemos varias curvas“, señaló quien era el segundo de Luiz Henrique Mandetta, destituido en abril por el presidente Jair Bolsonaro por diferencias en la gestión de la crisis sanitaria.

Mientras que en el norte del país “hay ciudades como Manaos, Belém y Fortaleza donde ya se pasó el pico; algunas están en la meseta [de la curva] y otras en fase decreciente”, en tanto que el Covid-19 “aún no comenzó” en localidades de la región sur, limítrofes con Argentina, Paraguay y Uruguay.

En Bahía (noreste), con más de 21.000 casos y 700 decesos, rige desde ayer un toque de queda nocturno en 19 municipios del sur del estado para frenar la propagación. 

La alternativa a esta medida, dijo el gobernador, Rui Costa, es “un gran número de muertes”.

Una vacuna para la covid-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca será probada en junio con 2.000 voluntarios brasileños.

Economías en caída, contagios en alza

Al igual que en el resto del mundo, la crisis ha golpeado a la primera economía latinoamericana: la producción industrial brasileña se desplomó un 18,8% en abril.

Ante la caída, el estado de Sao Paulo reanudó ventas en centros comerciales, y Río de Janeiro permitió ir a lugares de culto y practicar deportes acuáticos. 

En tanto, México, segundo más afectado de la región, reportó este miércoles más de 1.000 fallecimientos en un día, aunque las autoridades aclararon que corresponde a muertes en varias jornadas. Así, el total llegó a 11.729, con 101.238 infectados, mientras el país reinicia actividades tras el confinamiento. 

Otro que intenta avanzar ante el desastre económico es Venezuela, donde abrieron sus puertas bancos y negocios privados.

“El coronavirus no es un juego (…) pero había necesidad de trabajar”, dijo Rubén Castillo, en una zapatería de Caracas. 

En Ecuador, Quito también empezó lentamente el regreso a la normalidad tras 11 semanas.

En tanto, Chile, con 113.000 afectados y 1.275 fallecidos, prorrogó por cuarta semana la cuarentena que rige en Santiago. 

En Estados Unidos, expertos temen que la ola de protestas iniciada tras la muerte de un ciudadano negro a manos de un policía blanco provoque un repunte de los contagios. El país es el más golpeado del mundo con 107.000 fallecidos y 1,85 millones de casos, según la Universidad Johns Hopkins.

Hidroxicloroquina, otra vez en debate

El anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que se reanudarán los ensayos clínicos del fármaco hidroxicloroquina, reflotó la polémica entre los médicos que aseguran que mejora el estado de los pacientes, y los que advierten sobre efectos secundarios graves.

Un estudio realizado por científicos dirigidos por la Universidad de Minnesota con 821 personas en Estados Unidos y en Canadá mostró que tomar hidroxicloroquina poco tiempo después de haber estado expuesto a la covid-19 no permite evitar el contagio, y que su eficacia puede ser similar a un placebo.

La pandemia mató a más de 382.000 personas y ha contagiado a unos 6,5 millones en el mundo, según un recuento de la AFP.

Pero en Europa, los países dejan atrás lo peor. Italia ya permite a sus ciudadanos desplazarse entre regiones y reanudó algunos vuelos internacionales.

Alemania pondrá fin a restricciones para turismo en Europa desde el 15 de junio. España, con casi 28.000 muertos, levantará la cuarentena a extranjeros el 1 de julio, y Reino Unido, con unas 40.000 muertes, se plantea recibir turistas de países considerados seguros.