El coronavirus podría haber estado en Europa desde noviembre de 2019, según un estudio

Científicos que buscan el paciente cero en Francia descubrieron rayos X que muestran a una persona con síntomas de COVID-19 en noviembre de 2019, dos meses antes de que se registraron los primeros casos

Investigadores de Colmar, Francia, examinaron alrededor de 2.500 radiografías a fines de 2019 y determinaron en dos exploraciones síntomas de COVID-19. Estos hallazgos podrían revelar que el virus ya circulaba en Europa antes de lo que se pensaba.

El nuevo coronavirus podría haber llegado al Viejo Continente en noviembre de 2019, según revelaciones de científicos franceses. El doctor Michel Schmitt, del Hospital Albert Schweitzer en Colmar, noreste de Francia, examinó junto a su equipo de investigadores miles de radiografías de tórax a fines de 2019. Pudieron identificar dos escáneres que eran consistentes con los síntomas de COVID-19, la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 que registra más de 6.1 millones de casos confirmados en todo el mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

Los escaneos, que se identificaron entre el 16 y el 18 de noviembre, ahora arrojan una nueva luz respecto a cuándo la crisis del coronavirus golpeó por primera vez a Europa, a medida que los científicos continúan su búsqueda del “paciente cero”.

Microtrombos en pulmones por COVID-19 (NEJM)

Los escaneos, que fueron obtenidos por NBC News, se encontraban entre los casi 2.500 rayos X que el equipo de Schmitt analizó y muestran que el virus estaba en el país antes de su primer caso reportado el 24 de enero. El 13 de enero, la OMS confirmó el primer caso fuera de China localizado en Tailandia.

El neumólogo y experto en salud global de la Universidad de Washington, doctor Vin Gupta, quien analizó los rayos X, dijo a NBC News: “Esto se ajusta a un patrón que estamos viendo con el coronavirus, especialmente la infección temprana por coronavirus donde se observan algunas anormalidades en algunos partes de los pulmones pero no anormalidades en todas partes”. El equipo del doctor Schmitt también pudo identificar 12 casos de coronavirus en diciembre y 16 en enero.

Sin embargo, el científico dijo que aún no se pueden sacar conclusiones y su equipo ahora estaría mirando las radiografías que datan de octubre en un esfuerzo por identificar la propagación del virus.

“Solo podemos gestionar el futuro si entendemos el pasado. Hoy, claramente no entendemos este brote”, analizó y añadió: “Esto podría cambiar completamente la estrategia de gestión del gobierno”.

Los hallazgos del equipo se producen sólo semanas después de que el médico francés Yves Cohen, jefe de reanimación en varios hospitales en Ile-de-France, París, revelara que había encontrado una prueba positiva para el coronavirus el 27 de diciembre.

El equipo del doctor Cohen, que había vuelto a analizar las muestras negativas de coronavirus y gripe de 24 pacientes, dijo que sus hallazgos confirmaron que el virus estaba en Francia antes de que se informara oficialmente. Su equipo revisó las pruebas negativas para pacientes que ingresaron en el hospital con síntomas respiratorios en diciembre y enero, compartió al canal francés BFMTV.

Los científicos franceses examinaron miles de radiografías de tórax a fines de 2019 y pudieron identificar dos escáneres que eran consistentes con los síntomas de COVID-19, dos meses antes del primer caso reportado (REUTERS/Lucy Nicholson)

Un hombre, ahora con buena salud, fue identificado como portador de coronavirus, pero Cohen afirmó que estaba “sorprendido” porque no entendía cómo estaba infectado.

La nueva evidencia llega cuando Francia comienza a levantar sus restricciones de cierre y lentamente comienza a reabrir sus escuelas.

A principios de este mes, el epidemiólogo estatal sueco Anders Tegnell reveló que el país probablemente tuvo casos de coronavirus en noviembre del año pasado: “No hubo propagación (de la infección) fuera de Wuhan hasta que la vimos en Europa más tarde”.

“Pero creo que podría encontrar casos individuales entre los viajeros de Wuhan que estuvieron allí en noviembre a diciembre del año pasado. Eso no suena para nada extraño, sino bastante natural”, agregó.

La nueva evidencia llega cuando Francia comienza a levantar sus restricciones de cierre y lentamente comienza a reabrir sus escuelas

Suecia, uno de los pocos países en resistir un bloqueo, no tiene planes de implementar pruebas de muestra a gran escala de pacientes que recibieron atención por síntomas respiratorios o gripe el año pasado para ver si tenían coronavirus.

El primer caso del virus en Wuhan, China, fue señalado por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 31 de diciembre.

El país informó varios casos de una neumonía inusual y, según las autoridades, algunos de los pacientes operaban distribuidores o vendedores en el mercado de Huanan Seafood.