Gobierno promulgará ley para elecciones, pero responsabiliza a quienes fijaron fecha por las consecuencias en salud

El Gobierno anunció que “por respeto” promulgará la ley que permitirá realizar elecciones el 6 de septiembre, sin embargo, expresó sus reparos al respecto y responsabilizó a quienes tomaron la decisión de la fecha, incluyendo a Evo Morales, por las consecuencias para la salud que podría conllevar realizar la votación en medio de la pandemia.

La posición se encuentra en una carta pública que difundió el Gobierno, tras la aprobación en la Asamblea de la ley que posterga elecciones hasta máximo el 6 septiembre.

En la nota, el Gobierno aclara que la presidenta Jeanine Añez promulgará esa ley por respeto a las instituciones de la democracia y porque la Asamblea y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) así lo solicitan con rapidez e insistencia. 

“No queremos la más mínima duda sobre la idea de que alguien el Gobierno estuviera intentando alargar la actual gestión de modo innecesario. La tentación de propagarse en el mando de modo ilegítimo fue un mal que afectó a la democracia en el tiempo de Evo Morales y que llevó al anterior Gobierno a cometer fraude electoral”, dice la carta.

El Gobierno sostiene que quiere elecciones, pero cuidando la salud del pueblo. En ese marco cuestionó si hubo consultas con médicos y científicos para definir la fecha, tomando en cuenta que el punto más alto de contagio sería entre mediados y finales de agosto.

“Preguntamos al TSE y a la Asamblea si han recibido algún informe médico científico para fijar fecha de elecciones o, simplemente, el MAS ha fijado la fecha de las elecciones de acuerdo a su ansias e intereses políticos y de poder”, dice la carta leída por ministro Yerko Núñez.

El Gobierno, por último, pidió “a los políticos y autoridades que decidieron el 6 de septiembre como fecha de elecciones, al señor Evo Morales Ayma, que se hagan públicamente responsables de las consecuencias y los daños en salud que puedan generarse con la realización de unas elecciones en el momento más grave de la pandemia”.