¿Qué detonó el cruce de denuncias entre Añez y Régjmen Penitenciario?

Tres hechos registrados en octubre marcaron la tensión que terminó con las denuncias de agresiones entre la expresidenta y la instancia gubernamental.

Hace dos meses los hijos de la expresidenta Jeanine Añez, quien se encuentra con detención preventiva desde marzo, elevaron una denuncia a la directora del centro penitenciario de Miraflores, Maribel Barrenechea, por presunta manipulación de alimentos, ingreso no consentido de personas y excesos en la requisa por un flash memory.

Es a partir de este hecho que se inicia el cruce de denuncias entre la exmandataria y Régimen Penitenciario, la instancia que administra las cárceles del país.

“Nuestra madre, la señora Jeanine Añez Chávez cumple una injusta prisión política, pero además debemos recordarle que el Juez señaló que se trata de una medida cautelar de privación de libertad, que no incluye torturas ni humillaciones. Ella, nosotros, y cualquier persona merecemos respeto. Le pedimos que se acaben estos abusos consentidos por su autoridad, quien esta a cargo de la seguridad del penal”, se lee en la misiva enviada el 13 de octubre.

En ese entonces, los hijos de Añez denunciaron que la comida prescrita para su madre que fue llevada por Carolina Ribera, su hija, fue revuelta con una cuchara sacada de un escritorio “sin la menor higiene”.

Debido a esa acción, la exmandataria no habría consumido el alimento.

La hija de Añez remarcó que en época de pandemia se debería guardar los protocolos mínimos de higiene y consideración sobre el destino de los alimentos que eran para el consumo de una persona con tratamiento médico.

Un segundo hecho denunciado fue el ingreso de dos personas no autorizadas ni consentidas en la celda de la expresidenta. Según denuncia el hijo de Añez, José Armando Ribera, los nombres de ninguno de ellos figuraban en el libro de registro de ingreso y salida del penal.

“Señora directora lo grave y preocupante es que ellos intentaron entrar a la fuerza a la celda y frente a un médico que supuestamente protege su salud”, sostuvo el hijo de Añez y subrayó que a su madre le prohibieron recibir visitas en forma conjunta con sus abogados e incluso de sus dos hijos, pero permiten el ingreso de tres o cuatro personas.

Asimismo, dieron a conocer excesos en la requisa de su hijo por llevar consigo un flash memory. “Yo, José Armando, fui maltratado en la requisa por dos funcionarios policiales, quienes me tocaron hasta las partes íntimas y obligado a desvestirme por llevar un flash memory”, indica en la carta.

Según su explicación el dispositivo contenía películas para que su madre pudiera ver en el televisor del área médica en un intento de tratar que su madre “no muera de depresión” y tenga una “pequeña distracción”.

Denuncia 

Este 15 de diciembre, Ribera denunció que su madre fue “agredida” por una funcionaria policial quien pretendía hacerle firmar un documento.

En contrapartida, Régimen Penitenciario publicó un comunicado negando las acusaciones de Ribera y aseguró que, por el contrario, el personal policial fue agredido por la exmandataria cuando se habría intentado a entregar información que ella misma “habría solicitado”.

Asimismo, se difundió una carta manuscrita atribuida a Añez en la cual la exmandataria afirma que la funcionaria policial la «maltrató» cuando buscaba hacer firmar un documento referido a una queja anterior

VIA: PAGINA 7

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0